El próximo miércoles 09 de Marzo, los jugadores de la Escuela de Fútbol del Club Deportivo Avance no tienen entrenamiento, pero no significa que no vayan a aprender. La preparación no será futbolística, pero jugará un papel importante en su formación como futbolistas.

Asistirán a la jornada formativa del programa “Violencia a 0”, que se celebra dentro de las actividades que anteceden al Torneo PIPE, organizado en Alcalá de Henares por el Club Deportivo Avance y que celebrará este año su trigésima edición. Diversos jugadores profesionales como Adán, portero del Real Betis, Juanfran, defensa del Deportivo de la Coruña, Balboa, ex-jugador del Real Madrid y Racing de Santander, Pedro Obiang, jugador del West Ham United en la Premier League, así como Víctor Fonseca, actual fisioterapeuta del Real Madrid, han mostrado su apoyo al torneo en las redes sociales y han
recordado su participación como jugadores en anteriores ediciones.

El proyecto Violencia a 0, se creó en Llíria (Valencia), conjuntamente entre la Escuela de Fútbol Base Atletic Llíria y el despacho valenciano Lares Abogados. Ante la buena iniciativa a nivel local y el seguimiento mediático de los medios especializados en fútbol base, el programa se presentará al Club Deportivo Avance, como organizadores del Torneo PIPE, con el objetivo de concienciar a todos los miembros de las Escuelas (directivos, técnicos, jugadores y padres) sobre la necesidad de evitar todo tipo de violencia en los campos de fútbol.

El fútbol es un deporte, pero ante todo, la prioridad debe centrarse en entenderlo como una herramienta para educar a nuestros hijos, de hacerlos disfrutar y de inculcarles valores humanos, que les serán muy útiles en su futuro, no sólo deportivo, sino también como ciudadanos – señala Alberto Martínez, director de Lares Abogados.

En la jornada formativa participarán miembros del despacho, que explicarán las consecuencias legales de la violencia, así como para analizar las posibles causas y sobre todo, como evitar las conductas agresivas. Además, el acto contará con la presencia de un colegiado de la Real Federación Española de Fútbol, y que contará desde su experiencia, las vivencias de un árbitro en un campo de fútbol.

Para finalizar, los jugadores de la escuela y sus padres suscribirán un compromiso de rechazo a la violencia, en el que se comprometerán a respetar a los árbitros, jugadores de equipos contrarios, así como sus aficiones, deseando que al final del partido, la violencia siempre deje su portería a 0.

Share This