Una semana más se escapó de El Val la posibilidad del RSDA de acercarse a los puestos de Play Off después de perder ante un CF Pozuelo (0-1) que se aprovechó de los errores rojillos en defensa en la primera parte, del desconcierto que supuso la lesión del portero Tomás para conseguir el único gol del partido, y de la inferioridad numérica con la que se quedó el Alcalá después de las expulsiones de Molino y Altares en la segunda parte.

Pese a todo ello, la falta de profundidad del equipo en la primera parte, donde tan sólo hay que destacar un disparo desde la frontal del área de Morato en el min.14, evidenciaba que la RSD Alcalá sufriría para conseguir algo positivo en el partido de hoy después de ver como el Pozuelo, en el primer acto, tenía la posesión del balón y ponía en serios apuros a un Tomás que aparecía con acierto hasta en tres ocasiones para salvar el gol visitante y hasta que, lamentablemente, se lesionaba debido a una “compresión del nervio femoral” en su pierna derecha.

La lesión de Tomás obligaba a Fran Blasco a dar entrada a Juancho el cual, practicamente sin calentar, saltaba al terreno de juego y veía como tras una falta botada desde banda izquierda, era cabeceada en el segundo palo por Pina para perforar la meta rojilla y hacer el único gol del partido (0-1). Sin más historia se llegaba al final de la primera parte.

Tras el descanso, Fran Blasco buscó solucciones ofensivas en el banquillo y que encontró en la figura de Chiloeches. Con la presencia de Chilo en el terreno de juego, el Alcalá pasó a dominar la situación aunque con poca efectividad en los metros finales. Y como las desgracias nunca vienen solas, y cuando mejor estaba el Alcalá sobre el terreno de juego, primero Molino y después Altares veían el camino de los vestuarios por unas dobles cartulinas amarillas, muy rigurosas, y que dejaban al Alcalá con 9 jugadores sobre el terreno de juego, dilapidando las opciones de gol de los de Fran Blasco que, pese a ello, lo intentaron todo hasta el último minuto del partido.

Al final, derrota del RSD Alcalá y lógica desolación del equipo y de la afición rojilla, que buscaban en este partido un punto de inflexión en la recuperación del equipo tras la victoria en Parla. La próxima semana, el equipo de Fran Blasco se enfrentará a domicilio ante el Puerta Bonita, buscando de nuevo los tres puntos en juego.

Share This