Fin de semana complicado para los juveniles del CD Iplacea. Por delante tenían un doble enfrentamiento con los vecinos de BM Torrejón con el objetivo de empezar la temporada en Primera. El sábado, en el Joaquín Blume, los alcalaínos se impusieron pr 23-27, el domingo tocaba ganar el partido en el pabellón Demetrio Lozano, hasta ahora conocido como el pabellón El Val. Los chicos del CD Iplacea slieron como un tren y adquierieron rápidamente una ventaja de 3 tantos.

El partido eran contínuas idas y venidas, con fallos en los pases y demasiados errores en los tiros. En juego había mucho y se notaba cierto nerviosismo en los dos conjuntos. El CD Iplacea comenzó a explotar el físico y la altura de sus jugadores 21, 27 y 39. Los alcalaínos controlaban el marcador siempre con una ventaja de dos goles hasta que el BM Torrejón entró en el partido. Los visitantes se animaron y el gran acierto en ataque unido a los fallos locales ponían el marcador en un apretado 10-9 en minuto 26. Nos iríamos al descanso 11-10.

Los minutos de la segunda parte pasaban y CD Iplacea no conseguía despegarse en el marcador. Propusieron un balonmano asociativo, rápido y contundente que daba cierta seguridad. Sin embargo, el BM Torrejón seguía ahí. Corría el minuto 19 de la segunda parte y el marcador lucía un inquietante 19-18.

Hasta que Fran, el número 21 del CD Iplacea, se echó el equipo a las espaldas. Sabedor de su físico dominante frente a una defensa escasa de centímetros, corría el contrataque a placer y, en sus penetraciones al área, eran pocos los que se atrevían a interponerse en su camino. Con todo, el CD Iplacea se llevó la victoria en la vuelta de esta eliminatoria por 25-23.

DeporteAlcala.es entrevistó a Alberto, jugador más destacado de los complutenses, que reconoció que “el equipo ha jugado muy bien. Hemos trabajado duro durante la pretemporada para poder superar esta eliminatoria. Ahora sólo tenemos en mente la temporada y tenemos ganas de hacer un gran papel”.

Share This