La Ciudad Deportiva de Alcalá de Henares ha llevado a cabo de manera poco transparente la concesión de las escuelas deportivas complutenses. Esa es la conclusión a la que se llega después de conocer el modus operandi de dicho ente complutense con el club Baloncesto Alcalá.

Como bien es sabido, las escuelas deportivas dependen de la Ciudad Deportiva, un organismo público e independiente que se encarga de gestionar el deporte en la ciudad de Cervantes. Cada año, antes de que comience la temporada, se saca a concurso público la gestión de dichas escuelas. En otras palabras, la administración de los equipos de los colegios públicos de Alcalá de Henares.

El problema, surge a raíz de la queja del presidente del Baloncesto Alcalá, Javier García, acerca de dicho concurso al afirmar indignado a DeporteAlcala.es que  «la transparencia durante el proceso de adjudicación ha brillado por su ausencia. Lo que ha sucedido es muy sencillo: es como si tu haces un examen, y cuando vas a ver la nota sólo está la que del alumno con más nota. Y lo más importante, no sabes que criterios ha usado el profesor para evaluarte y se niega a decírtelo».

El pasado 14 de septiembre la Ciudad Deportiva publicó la resolución del concurso público en la que se informaba de los clubes que habían ganado.»Cuando leímos la resolución no dimos crédito, por lo que decidimos utilizar los diez días posteriores de alegación para preguntar en Ciudad Deportiva. Como dice el artículo 12 estamos en nuestro derecho de saber los criterios de valoración así como la cuantía. Pero no nos han hecho caso» afirma Javier García.

Las bases, un documento de acceso público, dictaminan los requisitos mínimos que debe reunir todo aquel que se presente al concurso para conseguir la adjudicación. Éstas se regulan sobre una ordenanza municipal que estipula en su artículo 12 que «el informe previo a la propuesta de resolución deberá expresar el solicitante o relación de solicitantes para los que se propone la concesión de la subvención, y su cuantía, especificando su evaluación y criterios de valoración seguidos para efectuarla».

DeporteAlcala.es ha tenido acceso a las reclamaciones interpuestas por parte de Baloncesto Alcalá a Ciudad Deportiva y, tal y como queda patente, ésta sólo responde con las puntuaciones, algo ya sabido por el club. Baloncesto Alcalá no cesó en su empeño y volvió a recibir respuesta, otra vez sin los criterios de evaluación, a las 13:36 del día que cerraba el plazo anunciando que «el período de alegaciones se había acabado» ese mismo día a las 13:30. Otro ejemplo de transparencia del organismo público.

Javier García defiende que no reclama la subvención para su club, sino que su objetivo «es hacer pública esta injusticia que se lleva produciendo desde hace varios años. Queremos conocer los criterios de evaluación para adjudicar las escuelas deportivas, información que están obligados a darnos según la ordenanza municipal”. La ordenanza, en la que se basa todo el proceso de adjudicación del concurso público, expresa claramente en su página siete que Ciudad Deportiva está obligada a dar a conocer esta información.

Ante tal injusticia, DeporteAlcala.es quiere manifestar su apoyo a Baloncesto Alcalá como altavoz de todas sus quejas así como las de otros clubes que sufran o hayan sufrido estas prácticas poco transparentes de un organismo público. Esta mañana nos hemos puesto en contacto con la Concejalía de Deportes para poder dar el punto de vista del concejal pero aún no hemos recibido respuesta.

Share This